domingo, agosto 19, 2007

Manhwa: Tarot Café

Manhwa: Tarot Café
Autora: Park Sang Sun
Duración: 7 tomos
Editorial: La Cúpula
Sinopsis (De Ediciones La Cúpula): El mal de amores no es únicamente patrimonio de los humanos. También a ciertas criaturas sobrenaturales con apariencia de gato se les puede romper el corazón. Y no son los únicos. Vampiros y duendes deambulan por las calles evocando a sus amadas y preguntándose qué les deportará el futuro, si fraguarán sus romances, si se verán alguna vez correspondidos. De nada les sirven sus poderes sin amor. Porque sin amor todo es nada. Afortunadamente hay un lugar en la ciudad donde todos ellos pueden acudir cuando las penas arrecian. Un lugar en donde poder contar sus historias de modelos de moda y princesas sin corazón. Un lugar donde lo mágico converge con lo cotidiano. Los corazones de abren y se les pide consejo a las cartas. Bienvenidos a vuestra primera noche en el Tarot Café.
Opinión personal: Un manhwa interesante, con una idea original muy buena. En un principio, son historias aparentemente sin relación unas con otras aparte del personaje de Pamela, la protagonista que lee las cartas del tarot. Poco a poco, se comienza a adentrar en el pasado de Pamela y sus relaciones con personajes cercanos como su asociado o Eshwi, y cada vez se complican más las cosas. El dibujo es bastante detallado y destacan los ojos anormalmente grandes, pero está bien^^. El final me ha sorprendido, aunque no me ha convencido del todo (supongo que ha pasado mucho tiempo entre lo que había leído y los últimos tomos, porque me costó recordar las cosas).
Puntuación: 8.3/10
Recomendable: El estilo recuerda un poco al principio a Model pero me parece más interesante la idea de Tarot Café. Recomendable a todo tipo de público.

2 comentarios:

Gloom dijo...

Es Shojo, si no me equivoco. Yo me he leido los tomos publicados y la verdad es que esta muy bien. Lo unico malo, el paron que sufrio. A ver si por fin la vemos terminada U.U

konus dijo...

Si no me gustó Model, me gustará Tarot Café?

Venga, nos leemos!